La violencia con sus nuevos contenidos, sentidos, y manifestaciones  es un fenómeno que parece  atravesar como una sustancia corrosiva a toda la sociedad y por ende a la escuela.
Son las formas no visibles, como la intimidación , el acoso y la hostilidad, las más  alarmantes porque las vamos aceptando y naturalizando.

La escuela necesita un contexto más amplio que no solo incluya medidas para prevenir los conflictos sino modos de desarrollar  y sostener patrones constructivos de conducta, entendiendo que los conflictos no resueltos son la base de la violencia y deberá ser la propia institución la que elabore un programa para poder , sino erradicarla .por lo menos contener su avance.

¿Qué hacemos en la escuela para educar en la no violencia, para educar para la paz? Será responsabilidad del cuerpo directivo preparar a la institución para hacer un correcta lectura de la problemática y comprometer a todos los estamentos en el aprendizaje de estrategias que sirvan para crear un clima institucional democrático.

Necesitamos encarar una lucha frontal contra la violencia social e institucional, un reconocimiento irrenunciable a la educación como vía de la sociabilización y pacificación, y a la escuela como ámbito irreemplazable en esta tarea.

No podemos negar, desconocer los conflictos y nuestra responsabilidad en ellos. Debemos evaluar los procesos internos y externos que podrían estar causando conflictos que derivan en comportamientos violentos. Ante estos no es posible enseñar ni aprender y no son posibles los vínculos pedagógicos.

Los primeros pasos para trabajar en la escuela las manifestaciones de violencia como fenómenos complejos serán:

Ø  Admitir que los conflictos fuera de control son destructivos

Ø  Instrumentar un programa de prevención de la violencia

Ø  Convertirse en una institución que revalorice el conflicto

Ø  Instrumentar un programa de resolución de conflictos que contemple:

  • Promover un contexto cooperativo.
  • Entrenar a los actores institucionales en la resolución de conflictos para enseñar a los alumnos y docentes a negociar y mediar.
  • Emplear la controversia programada para mejorar la enseñanza

Prof.Mediadora Norma Bessone
nabes2@hotmail.com

Sígamos en las redes
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
YouTube
Instagram
EMAIL

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Le parece interesante este artículo? ¡Compártalo en sus redes!

  • Twitter
    Visit Us
    Follow Me
  • YouTube
    YouTube
  • Instagram
  • EMAIL