Por Mag. Daniel Martínez Zampa.
Mediador- Docente de Mediación Policial.

A nadie escapa que existe una estrecha relación entre la labor policial y los conflictos.

En sus funciones de prevención del delito el personal policial muchas veces es quien primero responde y llega a los conflictos entre personas que, de escalar pueden llegar a casos más graves.

Si entendemos la prevención como “las acciones vinculadas a impedir, evitar, obstaculizar o limitar aquellos hechos que, dadas determinadas circunstancias y elementos objetivos y concurrentes, pudieran resultar delictivos o pudieran configurar actos atentatorios de la seguridad pública” (Art. 3 inc. a) Ley de Seguridad Pública del Chaco 2011-J) y que el accionar policial debe estar inspirado por los principios de oportunidad, gradualidad y oportunidad vemos que los MARC tienen para aportar a tales fines en ocasiones.

Y al hacerlo la policía no está renunciando a su rol de autoridad, sino que, devolviendo el protagonismo a las partes cuando es posible, se pueden encontrar soluciones más duraderas y que mejoren la convivencia social.

En este sentido, el personal policial a diario aplica las herramientas que se trabajan en los MARC y llegan a acuerdos entre las partes, en reclamos de vecinos que tiene origen en problemas de convivencia o hechos que pueden ser faltas por ruidos molestos, animales, basura, aguas servidas, etc. etc., dando una respuesta a los mismos.

No estamos hablando de situaciones de crisis o alta visibilidad para los que todas las policías tienen equipos altamente capacitados.

Creemos necesario que en primer lugar el personal policial cuente con herramientas para evaluar los casos e intervenir intentando acercar a las partes en aquellos que sean posible.

No estamos proponiendo una policía que cambie sus funciones, sino que cuente con más herramientas para afrontar la demanda actual de la conflictividad cuando exista posibilidad.

De hecho, a diario se dan este tipo de intervenciones, y surge la pregunta sobre el valor de lo acordado entre partes o de lo que se decide con la intervención policial.  

Creo que estas cuestiones se solucionarían fácilmente remitiendo al juez competente el acta con lo acordado para que lo pueda revisar y eventualmente lo homologue. De esta manera se daría fuerza a lo convenido y estaría cubierto el trabajo policial.

Para ello se debería habilitar en los circuitos esta posibilidad, permitiendo una revisión por la justicia y mayor fuerza a lo acordado, en las leyes vigentes o con un capítulo especial en las leyes de mediación.

Existe un gran interés por la temática en nuestro país y el exterior y experiencias muy valiosas desde el trabajo de la policía de proximidad o Comunitaria como la Provincia de Chubut, hasta otras como Jujuy que cuenta con una división específica actualmente o en España y otros países donde hay personal policial específicamente formado en mediación.

En la Provincia del Chaco, desde al año 2015, desde el IESFPYSP DEL CHACO y en el marco de un convenio con el Centro de Estudios Judiciales se viene trabajando con incorporar estos temas a la formación inicial y continua policial tanto de oficiales y agentes, además de la realización de cursos que incorporaban los contenidos básicos de la formación de los mediadores con una orientación específica a este trabajo.

Además, hay personal policial altamente capacitado en estos temas que ha completado la formación inicial en mediadores.

De a poco se están sentando las bases para la institucionalización y legitimación en un trabajo que no le es ajeno en lo policial.

Queda el desafío de legitimar lo que ya se está realizando en muchos lugares y las condiciones están dadas para avanzar en tener personal policial especializado en estos eventos de baja intensidad sobre todo en aquellos lugares donde no existen Centros de Mediación cercanos y la gente requiere una respuesta.

El desafío es grande… el camino es posible.

¿Qué opinan colegas?

Sígamos en las redes
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
YouTube
Instagram
EMAIL

Comentarios

comments

Un comentario en «ACERCA DE LA NECESIDAD DE LEGITIMAR EL ROL MEDIADOR POLICIAL.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Le parece interesante este artículo? ¡Compártalo en sus redes!

  • Twitter
    Visit Us
    Follow Me
  • YouTube
    YouTube
  • Instagram
  • EMAIL